Consejos para disfrutar en familia estas vacaciones de invierno

 

  • El programa “Aprender en Familia” de Fundación CAP invita a considerar las vacaciones de invierno de los niños como una oportunidad para unir a padres e hijos y pasarlo bien en familia.

Para algunos padres las vacaciones de invierno podría convertirse en una carga adicional ya que muchos creen que deben  mantener a los niños entretenidos todos los días y a veces no saben cómo hacerlo, lo que les puede generar estrés y ansiedad.

La invitación es a considerar las vacaciones escolares como una posibilidad de descanso y cambio en las actividades de los niños, como una instancia que permite a los padres tener un “recreo” a mitad de año y, dentro de lo posible, generar actividades para compartir con la familia y fortalecer su sentido de unidad. “Es importante que ellos entiendan que estas semanas son para cambiar la rutina del jardín infantil o colegio, haciendo cosas diferentes con sus hermanos y, de ser posible, con sus papás. La idea es que no necesariamente asocien las vacaciones con grandes panoramas o salidas, sino también con la posibilidad de pasarlo bien en casa”, explica la psicóloga del programa Aprender en Familia de Fundación CAP, Claudia Soto.

Por ello, estas instancias son una excelente oportunidad para disfrutar y jugar más con los hijos, ya que algunas rutinas se pueden flexibilizar y se generan espacios para disfrutar más en familia, entretenerse y conocerse mejor. “Jugando los niños se desarrollan, despliegan sus capacidades, exploran, se conocen ellos mismos y al mundo que los rodea, desarrollan su imaginación, creatividad y van descubriendo nuevas formas de entretenerse, tanto solos como con otros”, detalla.

Por su parte, cabe destacar que compartir tiempo en familia ayuda a generar sentido de pertenencia e identidad familiar, contribuyendo a generar una autoestima positiva, fundamental para el desarrollo integral de cada uno de sus miembros.

Si bien la mayoría de los papás trabaja o está ocupado en los quehaceres domésticos, en este período se puede intentar llegar más temprano y destinar un momento del día para compartir con los niños, además se les puede pedir ayuda a los abuelos, tíos y hermanos mayores.

 

Ideas para que los niños se entretengan en vacaciones

  • Pasarles ropa y accesorios que ya no se usen y les sirvan para disfrazarse.
  • Hacer una huerta en el patio o balcón.
  • Cocinar recetas fáciles como galletas, un queque, cocadas, etc.
  • Permitirles ocupar distintos espacios del hogar para jugar, como una “casita” debajo de la mesa del comedor, una carpa en el living, etc.
  • Hacer un cofre de tesoros, en una caja de zapatos, juntar tapas de botellas, llaves, conos de papel higiénico, semillas grandes y todo lo que se les ocurra.
  • Crear objetos con materiales de desechos, como robots de cajas o vestidos con diarios.
  • Incentivarlos a cantar y bailar.
  • Si es posible invitar amigos/as, primos/as, vecinos/as a pasar la tarde en la casa.
  • Facilitarles libros ilustrados o revistas acordes a su edad y gustos para que disfruten leyendo.
  • Organizar un paseo a una librería o biblioteca, para que conozcan cómo funcionan y puedan elegir un libro.