Recaída

Cariro nuevamente está en casa con licencia médica.  Pobrecito!

Ya dio la prueba del libro  “El Pequeño Universo” y ahora va por el cuento “Cuatro duendes” que es un libro escrito en la década de los cuarenta.

El sábado hicimos un loco y viajamos a San Felipe a ver a Deportes Temuco (aka. Deportivo Temuco). El viaje es un placer, uno se demora una hora el estadio queda en la calle principal por lo que no hay opción de perderse.  Pasamos al monumento de Chacabuco a aprender algo de historia patria.

En el estadio nos juntamos con la barra tal como lo hicimos con el partido contra el chaguito Morning. Si no fuera por el resultado desastroso (0-5) y lo mal que jugó el equipo todo hubiese sido bueno.

Igual la pasamos bien. Y para entretenernos la barra inventaba goles: “ya cabros a la cuenta de tres marcamos un gol 1…2…3..GOOOOOOOL”. Y todos  saltabamos y tirabamos papel picado.

Lo otro chistoso es que no nos dejaron salir del estadio hasta pasado 15 minutos de terminado el encuentro. Como si fuera un partido de alta seguridad.

Los San Felipeños pasaban y nos insultaban y nosotros no lo haciamos nada de mal. igual era chistoso.

Esperemos que todo salga mejor para Temuco en el próximo partido.

Cariro estará en receso toda la semana. Pero tiene que estudiar porque está en periódo de prueba y cuando vuelva a clase le van a tocar una prueba por día, por lo menos.