Ninety-Nine Nights (N3): lo dimos vuelta

 

Con mi tío Luchin -más la escasa ayuda de mi padre- terminamos este juego de peleas.

Tienes que derrotar a miles de Throlls y a poderosos enemigos como Yesperratt, Ppakk III (que se parace a Yaba The Hut) y al Rey de las noventa y nueve noches, entre otros enemigos.

El juego comienza con  Inphyy, una cabra chica de 17 años, con una espada poderosa y el poder de la luz.

Luego jugamos con su hermano Aspharr, que tiene alitas y una lanza, y también tiene el poder de la luz. Tiene 19 años y no es gritón. Aspharr es el hermano de Inphyy.

Aspharr se encuentra con Myifee, un mercenario que tiene una espada de doble hoja y el poder del fuego. Tiene 32 años y no es gritón.

Su amiga es Tyurru, hechicera con el poder del agua. Tiene 12 años y no es gritona.

Tyurru en la tercera pelea se encontró con Klarran, que tiene 30 años y es un sacerdote. Tiene el poder del espiritú.

Dwirgvatt es feo. Es un goblin, hermano de Dwinga, que fue asesinado por Inphyy. Dwirgatt se vengó y mato a Inphyy. Tiene 15 años y el poder del viento.

Uno puede encarnar a cada uno de estos personajes. No son ni buenos ni malos, son diferentes puntos de vista.

Aparecen otros personajes, como actores secundarios, Uno no puede jugar con ellos, pero sí conversar. Por ejemplo, el papá de los guerreros Inphyy y Aspharr, Grorgann y el amigo de Inphyy, Heppe, un guerrero de veinte años.

No te tienen que matar como en todo juego. Y si pierdes dice “Misión Fracasada”. Hay una barrita que muestra cuánta vida te queda.

Uno tiene que matar a muuuuuchos enemigos, sean goblin o soldados, según con quien te toque jugar.

Hay que aprender las combinaciones de botones, para ataques poderosos. Cada personaje tiene combinaciones distintas. Por ejemplo, con la X y Y Inphyy se da vuelta con la espada, masacrando a sus enemigos. Aspharr, con las mismas teclas tira disparos de lanza.

Cada vez que matas a un enemigo te dan energía: unos circulos rojos que van llenando una barra circular. Cuando esté lleno puedes gatillar un poder mayor con la letra B.

También hay circulos azules que se ganan cuando uno ya ha apretado la B y comenzado la masacre. Cuando está llena la barra celeste se gatilla un poder, aún mayor. Como una bomba atómica. Deja la embarrá. Mueren todos.

Cada vez que terminas de jugar con un personaje, salen muchas letras, azules y blancas. (Nota del papá: los créditos)

Y, al final, hay un personaje incógnito. Yo lo desbloquee se llama Vigk Vagk y es un troll gigante que tiene el poder de la tierra. Cuando murio su mejor amigo, cayeron unas gotitas porque estaba llorando. Ahí se enojó y peleó contra todos.

El juego me gustó mucho porque es bacán. Y eso no más.