Mickey en busca de las llaves secretas (PC)

 

Todo parte cuando Mickey —y sus amigos Pluto, Minnie, Tribilín y el Pato Donald— se meten a una casa tenebrosa y unos fantasmas los dejan encerrados. Pero no dan miedo, son amistosos. Tres de ellos —Shackey, Quakey y Clyde— te acompañan durante el juego para que alcances el objetivo: juntar las seis llaves que permiten abrir las puertas. Pero para lograrlo hay que completar seis etapas, una por cada llave.

La primera se llama “Lío de armaduras”. Pluto entra corriendo y deja la embarrada botando unas armaduras al suelo. Tienes que volver a encajarlas pero no es “papita”. Si mi armadura tiene un número 12, debo buscar una pierna con 12 puntitos o un brazo cuya suma dé como resultado 12, por ejemplo 5+7. Cada vez se vuelve más complicado.

En otra etapa, debes encajar engranajes dañados por unos murciélagos. Hay que hacerlos calzar, pero usando bien la mente. A veces piden que las palabras rimen: como camión con avión; otras, hay que poner los antónimos.

Y así hay que ir pasando etapas para obtener las famosas llaves. Con Tribilín tienes que ordenar unos cuadros y para eso hay que saber deletrear las palabras; con Donald debes arreglar las tuberías de la casa antes que se llene un balde y hasta hay que aprender las notas musicales en un antiguo órgano.

Yo me entretuve y me di cuenta de que estaba aprendiendo cosas útiles. Y si algo era muy difícil podía llamar al fantasma Quakey que es como un profesor que te da pistas cuando tienes problemas.

Mi papá podía ver cuánto había avanzado, cuántas veces me equivoqué y cuánto tiempo ocupé pasando cada etapa. Y eso le gustó mucho.
Y como dije la otra vez, este juego también funciona con mi computador viejito que tiene 300 MHz, pero que aún se la puede.

FICHA: 

Requisitos: Procesador de 233 MHz, 64 MB de memoria RAM, 80 MB en disco duro.
Recomendado: Entre 5 y 7 años.

Los papás deben gastar: $10 mil (que son como unos 66 Super8).

Nota 6,3