Ligeramente desenfocado: una noche en el nuevo Cinemark del Portal Ñuñoa

El título de esta nota no es original. De hecho tiene más de 50 años. Ligeramente desenfocado es el nombre del libro autobiográfico de Robert Capa, uno de los fotógrafos más prestigiosos que ha pisado este mundo y que murió por haber pisado una mina (de esas que explotan).

Capa llamó así a sus memorias por un inci-acci-dente con las fotos más famo-peligro-sas que ha tomado: las del desembarco de Normandia.

Fue tanta la premura por publicar dicho material que el jefe de laboratororio de una prestigiosa revista secó la película de manera artificial, pero se le pasó la mano y quemó la emulsión destruyendo la mayoría de las fotos y dejando apenas visibles otras tantas. Al publicar las pocas fotografías que se lograron salvar la revista publicó una nota aclaratoria: las imágenes están ligeramente desenfocadas producto del nerviosismo del fotógrafo.

Realizada la larga aclaración, pasaré a narrarles mi primera experiencia en las nuevas salas del Cine Cinemark que se acaban de inaugurar en el Portal Ñuñoa.

La película en cuestión era la segunda parte de Sherlock Holmes. Dado el caracter del investigador inglés e imitando su estilo, saqué mis propias deducciones.

1.- Faltó rodaje antes de la inauguración. Lo deduje por algo tan simple como que la película empezó cerca de 15 minutos más tarde de lo previsto y en la sala de proyección un jovencito de polera azul manipulaba nerviosamente perillas de la máquina de proyección, avanzaba y retrocedía la película. Luego se iba, volvía, sudaba un ratito, movía perillitas y nada. Deducción: inexperencia.

Sin embargo, el detalle más importante y que requirió de mi máxima concentración para asociarlo con la inexperiencia del joven es que cuando por fin pudo echar a andar la película se le olvidó apagar la luz de la sala. Así que los trailers (sinopsis) los vimos a luz prendida y, en el comienzo de la película, era la luz que iluminaba la sala de proyección la que molestaba. Conclusión: Faltó rodaje.

2.-Hay una falla en el diseño de la sala o cabina. No soy experto ni mucho menos ,pero simples deducciones me hacen suponer eso. Una vez comenzada la proyección el joven comenzó a encuadrar y enfocar la película. Lo primero lo logró con cierta facilidad (aunque eso se debe hacer antes) y lo segundo le costó.

Sin embargo, tras supuestamente haber logrado un enfoque ideal, me pude dar cuenta de sutiles desenfoques que eran más evidentes en ciertas escenas y específicamente en ciertas zonas de la pantalla (la más alta). Otras personas creo que también lo notaron (lo deduje de sus cuchicheos, pero por sobretodo por un silbido quejoso que no tiene más explicación que la reprobación al enfoque).

Al terminar la película miré para atrás y vi que el haz de luz emanado por el proyector pasaba antes por un grueso vidrio, no del todo limpio. Deducción: el vidrio desenfocaba parte de la película al amplificar su efecto distorsionador en una imagen de gran tamaño, esto sumado a la posible suciedad del vidrio (no lo llamemos suciedad, mejor impurezas propias del trajín).

Esto explica, mi querido Watson el desenfoque selectivo de algunas zonas de la película. A menos que sea un lente del observatorio Paranal, dudo que un vidrio o Plexiglass sea de una transparencia absoluta. A esto sumo mi experiencia en cines de mayor data donde el haz de luz surge de un hueco de la sala de proyección y no hay vidrio de por medio. Acá habían por lo menos 25 cmts entre la fuente de luz y el vidrio, lo que aumentaría la supuesta distorsión (sutil pero molesta). Por lo que sé la luz del proyector no debiera pasar por ese vidrio de forma muy angulada (hay márgenes mínimos), además el vidrio debe tener características muy especiales. Además, hay que considerar que la pantalla es curva y el cálculo para evitar la distorsión difiere del que se hace para pantallas completamente planas.

Todo esto me lleva a un autoconvencimiento que hay una falla en el diseño de la sala o bien en la configuración de los equipos.

La otra teoría es que así como un personaje de una película de Woody Allen sufría un mal que lo hacía salir siempre desenfocado, puede ser que el director de fotografía de esta película quisiera volvernos a todos locos enfocando y desenfocando sin una lógica aparente.

Mi señora tiene unos cupones para ir a ese cine pagando poquito (un pesito ahorrado, es un pesito ganado, decía la abuelita de un amigo). Así que la próxima semana llega Cariro desde sus vacaciones en el campo rural y silvestre, bucólico y pastoril. Nos pasearemos por todas las salas para ver si la teoría del fuera de foco es correcta.

Si es correcta los señores de Cinemark pueden enviarme entradas para mi, mi señora y Cariro durante todo el año por la asesoría gratuita (XD). Si no es correcta, les rogaría que averiguaran entonces porque se veía fuera de foco la película.

En todo caso acá hay unas formulas para calcular el ángulo de inclinación del proyector para evitar distorsiones. Puede ser que no sea el vidrio, sino la posición del proyector.

H = Image Height
W = Image Width
PA = Horizontal Distance from Projector Aperture Plane to Screen (or chord if curved screen)
CA = Vertical or Horizontal Offset

Examples of projection Distortion Calculations:

H = 20 feet (image Hieght) W = 47 feet 10 inches (image Width)
PA = 80 feet PA = 80 feet
CA = 4 feet (Vertical Offset) CA = 1 foot (Horizontal Offset)
PC = 80.10 feet PC = 80.01 feet
alpha symbol = 2.86 degrees alpha symbol = 0.72 degrees
Percent Distortion = 1.25% Percent Distortion = 0.75%

 

Rev. 1/98                                               Page 7

Si usted ha notado lo mismo, deje su comentario.