Consejos para Padres: Niños e insectos, sinónimo de ronchas y picazón

Insectos

Se trate de zancudos, medusas, arañas o abejas, el ataque de algunas de estas especies puede convertirse en un dolor de cabeza durante las vacaciones.

El primer consejo es aplicar frío sobre la zona afectada, limpiar la zona y, sobre todo, no rascarse.

El verano y las vacaciones suelen ser sinónimo de un aumento de las actividades al aire libre, y por consiguiente muchos nos enfrentamos a insectos que también proliferan en la temporada. Esto deriva en un incremento de las consultas médicas por picaduras o mordeduras.

El Jefe de Urgencia de la Clínica Cordillera, Francisco Piña, señala que en esta fecha “lo más frecuente son las consultas por picaduras inespecíficas, es decir, el paciente llega de algún paseo completamente enronchado, sin poder determinarse a qué insecto corresponde”.

“Los esfuerzos en esta temporada deben estar enfocados a la prevención mediante el uso de repelentes y evitando zonas donde exista mayor presencia de insectos”, aclara el médico, que comenta que la sintomatología de una picadura o mordedura depende de cada persona, pero se pueden observar cuadros alérgicos, con manchas rojas principalmente en extremidades, labios y zonas más descubiertas”.

Lo primero que hay que hacer en caso de una picadura es aplicar frío local, limpiar la zona y sobre todo, no rascarse para evitar diseminar las sustancias tóxicas en el organismo.

“No se debe presionar ni friccionar el sector afectado y hay que mantenerlo con mucho hielo para frenar el aumento de la circulación que se produce debido al calor local y a la reacción inflamatoria”, asegura.

El doctor Piña establece que “no hay medusas venenosas en Chile, pero sin embargo éstas poseen sustancias tóxicas bastante irritantes para la piel. En contacto directo con una de ellas lo mejor es no bañarse ni andar descalzo en sectores donde existen o se sospecha su presencia”. Además, especifica que si se produce el contacto, lo mejor es mantener limpia el área afectada, no friccionar y aplicar frío.

También existen elementos medianamente paliativos como las bebidas colas y el vinagre, estos poseen algunos compuestos que pueden ayudar a aliviar algunos síntomas aunque lo mejor es acudir a un recinto asistencial.

En el caso de la picadura de la temida araña de rincón, esta genera una controversia debido a que el antídoto no lo tienen todos los centros hospitalarios, ni tampoco está comprobado que sea 100% efectivo.

“Pese a ello las posibilidades de un efecto adverso de la picadura existen por lo que hay que ser muy cauteloso para determinar si aplicarlo o no. El 95% de las mordeduras de estos insectos sólo generan una lesión local que no pasa a mayores”, puntualiza el médico.